Me siento viejo...

Pues sí, a mis 21 años me siento viejo, tanto comparado con generaciones posteriores como la mía propia y algunas anteriores. Resulta que llevo, mayoritariamente, el último año sintiéndome así.

La razón es sencilla: veo falta de entendimiento en cosas básicas.

Principalmente, quiero dar esto un enfoque dentro de la informática que es donde podría resultar más notable. En cojunto, está lleno de gente sin ninguna profesionalidad.

No digo profesionalidad en el sentido de «formación para trabajar en el mercado», algo con lo que no me guste que se asocie el término, sino con el detalle al aplicar tus conocimientos a un proyecto dirigido a terceras partes.

Hoy se podría decir que ha existido un detonante. Era una situación que no veía desde hace meses y, el hecho de que sea por segunda o tercera vez ha hecho que cause mayor impacto en mi mente.

En definitiva, lo que he visto es a estas personas pensar muy en lo suyo en un proyecto sobre el que han tomado responsabilidad porque el antiguo equipo desarrollador lo llevaba a un punto en contra de las personas que lo usaban. Algunas personas llegaban al punto de acusar de realizar lo mismo al solicitar cierta consideración en equipamiento en uso, pero que por su puesto este equipo no usa y con el que no se considera identificado.

Puedo entender que esto lo estes haciendo por tu cuenta, que puedas ir a tu ritmo, que no tengas la experiencia suficiente pero, ¿negar completamente todo eso y mostrarte como alguien más que capáz mientras le intentas pasar la pelota a alguien que sabes que no es capaz de seguir lo que haces como argumento para decir que está bien lo que haces?.

Sinceramente, no he visto cosa más estúpida, especialmente, teniendo capacidad, tiempo y conocimientos para realizarlo sin problemas.

Extendiendo la conversación, he visto el problema de fondo que arriba he expuesto de forma abstracta, casi como sacado de una película de ciencia-ficción, post-apocalíptica y revolucionaria: el propio aceleracionismo.

Básicamente, pensar en sacar lo último de lo último con las últimas técnicas aprendidas e innovadoras sin tomar nada más en cuenta. Bueno sí, tomaron en cuenta su equipamiento personal.

Por un momento pensé que estaba hablando con peques. Y digo peques porque he sabido de personas de 6 años, que ya no son peques, realizar cosas asombrosas como instalar «Arch Linux» manualmente, aunque luego he reparado en que, centrándome en todo eso, no hay mucha diferencia con lo de arriba. Son personas con grandes habilidades y conocimientos en un campo pero que, fallan en esa atención al detalle que hace falta cuando haces algo para otra persona.

Esto, aparentemente, tuvo su origen en pura falta de información, sobre modelos de desarrollo, sobre lo que si quiera es eso, sobre ejemplos en otros casos válidos y sobre cómo las plataformas a las que podrían ir destinadas mantienen las cosas.

Esto se ha notado más cuando han usado términos como «obsoleto» y «viejo» de forma alterna, como casi sin terminar de comprender lo que eso significa, cuando se han mencionado plataformas soportadas ampliamente por equipos de desarrollo cuyo modelo de desarrollo se basa en congelar el lanzamiento de características cada cierto tiempo y lanzar actualizaciones de seguridad.

Algún integrante del conjunto ha llegado a saltar diciendo que «no implementaron un parche de seguridad» como «prueba» de que la plataforma cumplen con «viejobsoleto» al intentar si quiera explicar por encima como funciona y llamar a estas personas a informarse primero. Cosa que he dejado por perdida de tiempo.